En este momento estás viendo 7 consejos para mejorar tu tasa de apertura newsletter

7 consejos para mejorar tu tasa de apertura newsletter

Las newsletters son espacios de comunicación muy valiosos.

Si el usuario de tu página web te ha dejado su correo, es decir un dato personal, significa que confía en ti para recibir contenido de calidad.

También significa que está interesado por tus productos, servicios o contenido que sueles compartir. 

Entonces, estará receptivo a los mensajes que transmites en tus newsletters. Por supuesto, no debes centrarte en la venta. Tu lector está atento, es un hecho, pero quiere recibir un contenido de valor.

Céntrate en proponer un contenido útil. Si solo te dedicas a vender tu nuevo champú o tu último taller, acabará pinchando en “darse de alta”.

Este formato te permite crear una verdadera relación con tus lectores basada en el valor de tu contenido. 

Más vuestra relación será sólida, más tus suscriptores estarán dispuestos a comprar lo que vendes. Por eso, las newsletters son un canal en cual enfocarte.

Sin embargo, el email marketing no es algo innato. Hace falta más que un bonito estilo para que te lean. Debes convencer a tus usuarios para que abran tu correo.

Aquí, te dejo 7 consejos para aumentar tu tasa de apertura newsletter.

MEJORAR TU TASA DE APERTURA NEWSLETTER

Nadie quiere pasar tiempo redactando contenido interesante, maquetar un correo, recuperar correos para que nadie abra su newsletter.

Por eso, es esencial fijarse en algunos puntos para asegurarse la mejor tasa de apertura emailing posible.

Si quieres recibir mis newsletters, ¡pincha en los bótones!

7 consejos para aumentar tu tasa de apertura newsletter

1. ¿Qué es una tasa de apertura?

Si eres nuevo en el mundo del email marketing, es posible que no conozcas aún los términos utilizados.

La tasa de apertura es un porcentaje que indica el número de correos que han sido abiertos por tus suscriptores.

Para conocerla, ¡es fácil! La mayoría de los softwares de email marketing, como ActiveCampaign, te lo indican.

2. Los correos no son todos iguales

En efecto, si piensas en todos los correos que acaban en tu bandeja de entrada cada día, te das cuenta que no son todos del mismo tipo.

Distingo 3 grupos: 

  1. Los emails transaccionales

Se trata de correos que confirman un pedido o que un pago ha sido efectuado. Los correos transaccionales tienen una tasa de apertura importante porque sus destinatarios están pendientes de ellos.

  1. Les emails promocionales

Son los que te hablan de un descuento en tu tienda favorita o los que te recuerdan que dejaste un collar en el carrito de la compra, y que aún estás a tiempo de finalizar el pedido.

  1. Les emails de valor

Para mi, son las newsletters que tu marca de velas preferida o tu bloguero de cocina te manda con regularidad, no solamente para venderte algo, pero sobre todo para aportar valor. 

Si escribes este tipo de correos, sigue leyendo porque mis consejos son especialmente para este tipo de newsletters, aunque puedan aplicarse a otros tipos de correos.

3) ¿Qué es una buena tasa de apertura?

Pues, depende. En efecto, cada sector de actividad tiene porcentajes distintos.

Si quieres saber donde te ubicas, puedes leer este artículo de Mailchimp. Verás la tasa de apertura media, pero también la tasa de rebote y la tasa de clics entre más cosas.

Para los que trabajan con varios idiomas, os comento que la tasa de apertura newsletter depende también del idioma, y entonces del país.

Si tomo mi experiencia personal como ejemplo, suelo tener una tasa de 17% con mis newsletters en español y una tasa de 30% con las que escribo en francés. 

4. ¿Por qué tus suscriptores no abren tus newsletters?

Si tus suscriptores no abren las newsletters que les mandas puede ser por varias razones. Voy a comentarte las que me parecen más comunes.

a. Tus newsletters llegan en los spams

Suele ser la causa número uno. Todos los proveedores de emails tienen filtros antispam que evitan que nuestras inboxes estén llenas con envíos fraudulentos o envíos masivos cada día. Algunos pueden creer que tus correos son spams.

b. Te han dado su correo solo para tener tu regalo gratuito

Se trata de un caso muy frecuente si tienes lead magnets o freebies. El usuario tenía muchas ganas de recibirlo, no tenía más remedio y te dio su email.

c. Solo leen el asunto

Las 8 de la mañana, tu jornada laboral empieza. Abres tu bandeja de entrada y hay una docena de correos que te esperan. Los tratas por orden de importancia. Esta súper newsletter que está aquí para explicarte cómo mejorar tu engagement Instagram, la quieres leer, pero después de contestar a los correos de tu jefe y de tus compañeros de trabajo. Pero al final del día, te habrás olvidado de ella :/

d. No están interesados por tus newsletters

Han leído el asunto, pero no han tenido ganas de pinchar. Puede pasar. Es imposible estar interesado por todo tipo de temas.

Sin  embargo, cuanto más vas a trabajar tu buyer persona, menos te vas a encontrar con este problema. En efecto, si conoces bien a tu cliente ideal, sabrás qué información busca y podrás enviarle el contenido adecuado.

target ideal redes sociales

5) 7 trucos para mejorar tu tasa de apertura newsletter

a. Evitar ser considerado como un spam

Evitar ser considerado como un spam no es fácil. Google, Yahoo, Outlook…tienen reglas distintas, pero aquí te dejo algunos puntos sobre los cuales te puedes centrar.

Evita los correos extraños que no transmiten mucha seriedad: audrey86@ o supermama18@. Parece lógico, ¿no? Utiliza tu nombre o el de tu marca.

No adjunta ningún documento, suelen ser considerados como vectores de virus.

Elige un formato clásico para tu newsletter. Nada de tipología rara o muchos GIFs.

b. Mandar a la buena hora

El día y la hora de envío son importantes. Piensa en tu usuario.

¿Es un padre que cuida de sus hijos? En este caso, no va a abrir sus correos entre semana. ¿Es una emprendedora que se levanta pronto? Es probable que lea sus correos pronto por la mañana.

Luego, piensa en el momento del año. Puede que el ritmo de tus lectores cambie en verano o durante las Navidades. Tendrás que adaptarte. 

Haz pruebas para ver qué día y a qué momento tienes una mejor tasa de apertura.

c. Apostar sobre la regularidad

Soy lo peor cuando se trata de regularidad, pero a la vez soy una excelente prueba de que este consejo es importante. En efecto, cada vez que dejo de mandar newsletters durante un cierto tiempo, veo mi tasa de apertura emailing disminuir. 

Peor, veo que mi tasa de baja aumenta. 

Vas a ver que todo eso es lógico. Imaginemos que te mando una newsletter cada dos semanas. Llevo 4 meses haciéndolo. Ya me conoces. Tal vez, estas esperando que llegue mi correo cada dos semanas.

El año empieza. Tengo nuevos contratos. Mi ritmo se acelera. No tengo tiempo para escribir mi newsletter. Pasan las semanas. Empiezas a olvidarte de mí y de mi newsletter.

3 meses más tarde, ves mi nombre en tu inbox, pero no te acuerdas de quién soy, tampoco te acuerdas de por qué te estoy escribiendo. No volverás a abrir un correo mío.

d. Elegir bien el asunto

Puede que a tus lectores les encanta tu contenido, tu estilo, tu tono…, que cada vez leen tu newsletter sin falta. ¡Posible, pero poco común!

La mayoría del tiempo, debes convencerles que les dediquen algunos minutos a tus correos. Por eso, debes escribir un asunto bueno. A menudo, es tu única posibilidad para convencer a tu lector de pinchar.

Debes saber cómo llamar la atención de tu lector que recibe docenas de correos cada día. Puedes utilizar emojis para eso, sin pasarte. También, puedes escribir una palabra en mayúscula.

El asunto es importante ya que va a generar o no el clic. Para asegurarte de llamar la atención, puedes probar:

  1. Una pregunta: ¿Sabes cómo multiplicar tus ingresos por 3?
  2. Despertar la curiosidad: Cómo he alcanzado los 5000 followers en Instagram
  3. Una lista: 5 apps imprescindibles para aprender inglés

En todo caso, el asunto debe ser corto y corresponder con el contenido de tu newsletter.

e. Ser breve

Pasamos todos mucho tiempo online, tu lector también. Es paradojal, pero aunque estemos conectados todo el tiempo, no tenemos tiempo.

Así que preferimos los textos cortos. Eso vale también para las newsletters. Obviamente, puedes desarrollar más que en un post Instagram, pero no escribas demasiado.

Además, piensa en dejar espacio entre los párrafos. También puedes poner algún texto en color y añadir una imagen.

f. Personalizar tu email

Estamos en la era de la personalización, no es ninguna sorpresa. Así que nos hemos acostumbrados a ella, y no nos gusta recibir una newsletter que empieza por querido suscriptor.

Todos los softwares de emailing te permiten personalizar tu newsletter con el nombre y/o el apellido de tu destinatario. Así que no tienes ninguna excusa para no empezar tu emailing por ¡Hola Enrique! o ¡Buenos días Zahaira!

Puedes personalizar el asunto de newsletter también.

Otra práctica muy útil, es la segmentación. Tus usuarios no tienen las mismas necesidades y no están en la misma fase de tu funnel de adquisición. Entonces es interesante proponerles un contenido que corresponde de verdad con sus expectativas.

g. Limpiar

Con un ejemplo, vas a entender a lo que me refiero.

Imaginemos que tienes 1000 suscriptores a tu newsletter, pero que 30% de ellos nunca han abierto un solo correo tuyo. En realidad, tienes solamente 700 suscriptores activos.

El lunes pasado, mandaste tu newsletter a todos tus suscriptores, pero solamente 100 la han abierto. Tu tasa de apertura newsletter es de 10%.

Si hubieras limpiado un poco tu base de datos quitando el 30% que nunca han abierto uno de tus correos, es decir 300 suscriptores. Tu tasa de apertura emailing hubiera sido del 14,29%.

Tu tasa es mucho mejor. Así que mi consejo es borrar usuarios. 

Cada 2 meses, miro mis listas para ver quienes son los suscriptores que no han abierto una de mis newsletters durante los 3 últimos meses y les borro.

Aumentar tu tasa de apertura newsletter necesita un poco de trabajo, pero si sigues mis consejos ahora, poco a poco harán parte de tu rutina. Necesitarás cada vez menos tiempo, y estarás mejorando mucho tu comunicación.

¿Qué consejos te parecen más fáciles de poner en marcha?

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo en Pinterest!

tasa apertura newsletter
tasa apertura newsletter
tasa apertura newsletter

Deja una respuesta